FacebookTwitterDiggGoogle BookmarksLinkedin



Busqueda de Artículos




ANTIOXIDANTES PARA LA PIEL

Valora este artículo
(1 Voto)

ANTIOXIDANTES PARA LA PIEL

Mantener la piel sana y saludable no solo es cuestión de cremas, con una alimentación adecuada puedes conseguir una piel hidratada, sana y prevenir el envejecimiento prematuro.

Los antioxidantes son un conjunto de sustancias formadas por vitaminas, minerales y enzimas que  nos protegen de los radicales libres neutralizándolos y evitando así el deterioro y muerte celular, causa principal del envejecimiento de la piel así como de otras enfermedades.

Los radicales Libres se producen como resultado de la oxidación celular, son moléculas inestables que atacan nuestras células provocando su deterioro y muerte, no obstante en un número limitado son beneficiosos para el organismo porque tienen como función eliminar desechos, pero cuando este número aumenta debido a factores como estrés físico, emocional, alimenticio o la exposición al sol,  provoca el estrés oxidativo o lo que es lo mismo, aumenta considerablemente la muerte celular y el envejecimiento prematuro.

Fuente de antioxidantes
El cuerpo humano es incapaz de producir antioxidantes, una dieta rica en frutas y verduras, alimentos ricos en antioxidantes, promueve la salud y reduce los efectos del envejecimiento.

Vitamina C o ácido ascórbico es un potente antioxidante, pero esta vitamina no la produce el organismo se obtiene a través de los alimentos, cítricos, pimientos, espinacas...
Este antioxidante interviene en el proceso de formación de nuevo colágeno, proteína que actúa como sostén de la piel previniendo la flacidez, además de ayudar a la absorción de algunas vitaminas y minerales fundamentales para el metabolismo de la piel.

Carotenoides  o B-caroteno son precursores de la vitamina A, se obtiene a través de la dieta, zanahoria, papaya, tomate, naranja, espinacas, lechuga…
La vitamina A ayuda a la formación y mantenimiento de las células del tejido epitelial evitando infecciones, deshidratación y acumulación de células muertas en el extracto córneo.
El B-caroteno se acumula en la piel y actúa como agente protector contra el daño oxidativo provocado por los rayos UVA favoreciendo el desarrollo de los pigmentos de la piel.

Vitamina E este antioxidante  protege a las células del tejido conjuntivo de agresiones externas como la contaminación, pesticidas etc. Además de favorecer la circulación sanguínea.
Se obtiene de las nueces, germen de trigo, aguacate, maíz…

Vitamina K interviene fundamentalmente el proceso de coagulación de la sangre y ayuda a calmar la irritación del tejido cutáneo, muy adecuado en problemas de piel atópica.
Se encuentra en las plantas verdes y se produce en la flora intestinal.

Vitaminas del grupo B intervienen en la regeneración celular y tiene propiedades reparadoras y anti-inflamatorias.
Se encuentra en verduras, legumbres, frutas, huevos, carnes y pescados.

Coenzima Q actúa como fuente de energía para las células además de actuar como antioxidante por lo que contrarresta con eficacia el envejecimiento.
Esta presente en carnes, vísceras, sardinas, cacao…

Ácidos grasos Omega 3 tiene propiedades anti-inflamatorias que combaten los daños provocados por la exposición al sol y las enfermedades cardiovasculares.
Se obtiene principalmente del pescado azul, crustáceos, nueces y algunos vegetales.

Minerales y oligoelementos
Igual que con los antioxidantes los minerales y oligoelementos no los sintetiza el organismo se obtienen a través de la dieta y son indispensables para el metabolismo de la piel.

Azufre favorece la pigmentación de la piel.
Lo obtenemos de los siguientes alimentos, guisantes, huevo, pescado, levadura de cerveza, ajo, judías verdes o coles.

Silicio actúa en la síntesis del colágeno, su carencia provoca flacidez y arrugas.
Lo obtenemos de plantas como la cola de caballo, frutos secos, la cáscara de las semillas, la cebolla o el salvado.

Hierro responsable de la producción de hemoglobina y del tono sonrosado de la piel.
Lo podemos encontrar en las algas, el polen, la remolacha fresca, carnes rojas, yema de huevo, vísceras, frutos secos y legumbres.

Zinc participa en la síntesis de colágeno y elastina, proteínas encargadas de la elasticidad y tonicidad de la piel y es muy beneficioso en los problemas de acné.
Lo podemos obtener de las pepitas de la calabaza, carnes, germen de trigo, queso y huevos.

Selenio es un excelente antioxidante, junto con la vitamina E protege la membrana celular de los radicales libres.
Lo encontramos en las cebollas, tomates, brécol y trigo.

Cobre influye en la síntesis de elastina, proteína que se encarga de la elasticidad de la piel y contribuye en el buen funcionamiento de otras sustancias de la piel. Un exceso de cobre en el organismo puede tener efectos adversos.
Se obtiene a través de los cereales integrales, los vegetales verdes y marisco principalmente.

Yodo este mineral favorece el crecimiento de la piel, su déficit provoca aumento de peso y falta de energía y su exceso todo lo contrario.
Se encuentra en las algas, marisco y cebolla principalmente.

Calcio estimula la formación de colágeno y aumenta la cohesión entre las células del tejido epitelial.
Se obtiene principalmente de los productos lácteos y el pescado azul.

Leído 1224 veces
Más en esta categoría: « MASAJE FACIAL KOBIDO

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  Portalpublionline S.C.P. es una empresa especializada en desarrollo de negocios online
 

Directorio de empresas
de Mudanzas y Guardamuebles

 

Portal dedicado a la
Belleza y Salud